No juegues siempre solo

Las tragaperras se convirtieron en su día en uno de los juegos de casino más extendido, precisamente porque traspasó enseguida las paredes de dichas salas y se implantó en todos los bares, popularizándose y sobre todo volviéndose jugosamente accesible, al no obligarnos a desplazarnos y meterse en nuestro día a día, en el café de la mañana, el de después de comer o las cañas o las copas los fines de semana. Luego, su triunfo, aparte de lo atractivo de la variedad en cuanto a impacto visual se refiere, se debe sobre todo a estar disponible siempre que nos apetezca.

Es lo que le está pasando, por ejemplo, en un casino online español con online poker. Que ya no hace falta ni moverse de casa para poder jugar una buena partida con todos los ingredientes menos las incomodidades de salir de casa, coger en muchos casos el coche y tener que arreglarse o pagar por entrar en un casino. En parte, tiene lo bueno de estar solo, y en parte, lo bueno de estar acompañado, y es que el poker es un juego de contrincantes. No jugarás solo, sino contra otras personas que buscan lo mismo que tú: pasar un buen rato y exponerse a que la suerte les engrose la cuenta bancaria.

 

Cada juego tiene sus alicientes y sus emociones, pero a veces es más satisfactorio jugar al poker por sentirse acompañado que no a las tragaperras. Además, cuando los bares están cerrados, casi seguro que en casa no tienes una tragaperras. Las tienes online, pero no dejas de estar jugando contra una máquina.

Si tu temor fundamental al respecto es que antes debes aprender poker, estás de suerte porque desde aquí puedes aprender primero leyendo la sección de reglas y después practicando de manera gratuita, jugando dinero ficticio (aunque si quieres apostar desde el principio también puedes). Una vez te sientas a gusto y compruebes lo divertido y cómodo que es, tú mismo encontrarás la sección torneo poker y te animarás a competir.

Compartir / Favorito

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.